La luciernaga

La víbora y la luciérnaga

Cuentan por ahí que cierto día una serpiente empezó a perseguir a una Luciérnaga.La pobre luciérnaga trataba de escapar rápidamente, tenía bastante miedo; pero la feroz serpiente que la perseguía no estaba dispuesta a dejarla vivir.Voló velozmente por un día, pero atrás de ella seguía la serpiente. Voló rápido otro día, y la continuaban persiguiendo. Otró día más, y ahí estaba su perseguidora.Ya cansadísima, la luciérnaga se detuvo y le preguntó a la serpiente:¿Acaso te alimentas de luciérnagas?
No¿Hice acaso algo que te lastimara?
NoEntonces, ¿Por qué deseas terminar conmigo?
– Porque no soporto ver que brilles…..SssSsSsSsSsS!!Moralejas:

  1. Aprovechar tus talentos naturales te harán brillar. No necesitas iluminación artificial (Fingir ser lo que no eres, presumir, etc) 
  2. Vuela alto y brilla como una luciérnaga. 
  3. Siempre, siempre habrá víboras. Cuídate de ellas, que querrán destruirte por envidia. 
  4. No seas víbora, respeta, valora y alégrate de los triunfos y brillos ajenos. Trata a los demás como quieres ser tratado. 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s