LA CRISIS…TU OPORTUNIDAD

LA CRISIS…TU OPORTUNIDAD

La crisis puede llegar a nuestra vida a veces, sin esperarla, reconocerla o de manera instantánea. Dejándonos sin esperanza, estancadas, frustradas, sintiendo que algo falta en nuestra vida. Si es tu caso, tienes en tus manos una de las mejores oportunidades.

Cuando una crisis aparece en nuestra vida es una indicación de que es momento de cambiar de rumbo, tomar nuevas decisiones y elegir vivir bajo otros estándares y expectativas. Tenemos ante nosotras una oportunidad de descubrimiento propio, pensar de forma diferente y reflexionar sobre nuestro camino. Si llegamos a reconocer nuestra crisis como una oportunidad y aprendemos sinceramente las lecciones que nos brinda, entonces podremos reinventarnos una y otra vez hacia una nueva y mejor existencia.

Por supuesto no es fácil de lograr, se requiere de cambios internos y externos, cambios de rutinas, hábitos, pensamientos, cambios en nuestro diario vivir y cambios en cómo vemos la realidad. Sobre todo, requiere que nos enfrentemos a aquello que tal vez no estamos preparadas, y es el de ser honestas con nosotras mismas.

Quizás en los momentos de crisis sentimos que no podemos más, que no tiene sentido el seguir luchando, sentimos una profunda desorientación, dolor, coraje, insatisfacción, miedo, culpa, inconformidad o desesperanza. Cuando eso suceda sólo respira y sigue adelante, día a día, momento a momento. Permite que la crisis siga su proceso donde te empuja hacia un nuevo cambio.

No nos apresuremos a salir de nuestras crisis o de las circunstancias que nos hacen sentir incómodas. Estas situaciones nos están enseñando a vivir de una diferente manera y a transformarnos. Y esa es la gran oportunidad que una crisis nos brinda, que nos exigirá la creación de una nueva vida, una nueva forma de pensar y de actuar. Nos pondrá a prueba una y otra vez. Nos obligara a evaluar nuestros deseos, metas, actitudes, comportamientos y pensamientos. Nos desafiará a evaluar a la gente que está a nuestro alrededor y todas las situaciones que no encajen más en nuestro camino.

En la vida hay que aprender a caernos y a levantarnos. La forma en que respondamos a cada caída y crisis que se experimenta nos hará más creativas, más fuertes mentalmente y fortalecerá aún más nuestros objetivos.

Si aprendemos a descubrirnos en cada caída y reconocer todo lo que somos capaces de lograr, las crisis solo serán recordatorios que nos demuestren la gran fortaleza interna que tenemos.

Es en el entendimiento de nosotras mismas y de saber quiénes somos en verdad, que tomamos ese camino hasta incierto, pero descubrimos que tan poderosas y fuertes podemos llegar a ser. Es sólo después de una crisis que entendemos realmente nuestro gran privilegio como seres humanos, que es la capacidad de avanzar, dirigir nuestras vidas, tener la capacidad de navegar con nuestras experiencias y confiar que cada una de ellas nos ofrece crecimiento y nos lleva a nuestro propio destino: un destino es DIOS!!!

Esta entrada fue publicada en En la búsqueda de DIOS, Esfuerzate y se valiente, Mensajes y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .