Busqué a DIOS y me oyó

Qué tenemos en la CABEZA?

Algunas ( o muchas?) veces el MIEDO suele aparecer en nuestra vida cuando corremos el riesgo de perder algo: salud, familia, trabajo, casa, amistades, posición social, ministerio, etc.

Revela nuestro deseo innato de proteger lo que MÁS nos importa en la vida, en vez de ENTREGARLO plenamente al CUIDADO y CONTROL de DIOS. Cuando el MIEDO se impone, nos incapacita emocionalmente y debilita nuestra vida espiritual.

Solo cuando CONFIEMOS plenamente en la Presencia, el Poder, la Protección y la Provisión de DIOS en nuestra vida, podremos experimentar el GOZO que experimentaba el Salmista, cuando dijo que “buscó a DIOS, y DIOS le oyó, y lo libró de TODOS sus temores” Salmo 34:4

Esta entrada fue publicada en A mis amigas, Abraza a tu hijo hoy, En la búsqueda de DIOS, Esfuerzate y se valiente y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .