A los pies de CRISTO

A veces miras y buscas en todas partes dónde encontrar aunque sea un poco de consuelo en medio de tu desesperación. Pero aunque no lo recibas de las personas que esperas, quiero recordarte que el alivio que necesitas para tu pena, dolor o disgusto sigue estando a los pies de CRISTO.

Toma tiempo para hablar con ÉL, quizás cuando termines de hablarle no cambie la situación, sin embargo, podrías cambiar tú.

Con frecuencia acudo a DIOS y noto que luego de conversar con ÉL, me sobrecoge una calma, una Paz que sobrepasa todo mi entendimiento y que va por encima de mis problemas o dificultades. Puedo sonreír aún en medio de situaciones tristes porque Su Gozo me infunde Fortaleza. La Oración me transforma cuando acudo a ÉL con mi corazón sincero. Su Consuelo me sobrecoge y sus dulces caricias confortan mi espíritu.

Esta entrada fue publicada en En la búsqueda de DIOS, Esfuerzate y se valiente y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .