Nunca fue suerte, siempre fue DIOS!

Cuando menos lo esperes, DIOS te abrirá una puerta para que puedas pasar al otro lado. Cuando no lo esperes, las Bendiciones empezarán a fluir.

Y tú pensando que el SEÑOR se había olvidado de sus Promesas, Que no eran para ti y entonces cuando menos lo esperabas, se empezaron a Cumplir en tu vida y en tus hijos. Amén

“Cuando las cosas empiecen a salir bien, no fue la suerte, Fue DIOS.”

Esta entrada fue publicada en A mis amigas, En la búsqueda de DIOS, Esfuerzate y se valiente y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .